Es una efectiva combinación que asocia efectos antibacterianos y queratolíticos en una fórmula indicada en el tratamiento de las infecciones bacterianas superficiales de la piel, así como en el manejo del acné vulgar leve, foliculitis, furunculosis, eczema y dermatosis secundariamente infectadas.

Tratamiento del impétigo, úlceras, abrasiones o raspones, quemaduras superficiales, cortaduras accidentales o quirúrgicas, impetiginadas o afectadas por bacterias susceptibles.

La Neomicina en un antibiótico aminoglucósido eficaz en la prevención y tratamiento de infecciones bacterianas a nivel cutáneo. La neomicina tiene una acción bactericida, a través de la inhibición de la síntesis proteica, mediante la anión irreversible a la fracción 30s del ribosoma bacteriano.

El Retinol, es un retinoide con efectos sobre el epitelio cutáneo. Incrementa paulatinamente la reproducción celular y diferenciación, reduciendo la adhesividad de los queratinocitos, evitando el taponamiento de folículos pilocebáceos, adelgaza la epidermis, mejorando la apariencia y lozanía de la piel.

También aplicado por vía tópica  se ha utilizado en el tratamiento de abrasiones menores para favorecer la exfoliación epidérmica y la reproducción de queratinocitos, evitando el taponamiento de folículos pilocebaceos que resultan en la aparición del acné en todas sus variantes.

 

Fuente: Documento IPPA.

Visita a tu médico para que defina el mejor tratamiento. Evita el autodiagnóstico.

Consulte a su médico.